La Terapia de los movimientos rítmicos y reflejos primarios

 

Los reflejos primitivos son unas respuestas musculares y automáticas que aparecen en la etapa fetal. Estos movimientos automáticos se realizan para una mejor adaptación al entorno y facilitan la aparición de destrezas motoras posteriores.

Sin embargo, cuando estos reflejos involuntarios están activos en otras etapas madurativas, impiden que se realicen una correcta respuesta visuo motora. La presencia de estos reflejos será indicio de que existe una inmadurez del sistema nervioso central y afectarán al desarrollo y funcionamiento del niño en muchas y diferentes áreas.

Los reflejos primitivos no inhibidos provocarán en el niño inquietud motora, malas posturas y cambios constantes al tener que mantenerse sentado en el aula. Esta misma falta de control postural derivará posiblemente a problemas en su capacidad de atención, en el rendimiento escolar y en posturas inadecuadas.

Cuando realizamos unos ejercicios rítmicos específicos (descritos por Rally Gddard y Harald Blomberg) nos ayudan a regular el tono muscular y el equilibrio corporal, mejorando así la atención y el control postural.

Para más información sobre Reflejos Primitivos:

Sally Goddard “Reflejos, aprendizaje y comportamiento” Editorial Vida Kinesiología

Harald Blomberg.” Terapia de movimiento rítmico”