Mantenimiento de lentes de contacto

 

Un buen mantenimiento y limpieza de las lentes de contacto es muy importante para evitar posibles problemas oculares.

Cada tipo de lente de contacto requiere una manipulación concreta y/o específica en la manipulación de sus lentes de contacto.

LIMPIEZA DIARIA DE LAS LENTES DE CONTACTO

  1. Lavarse muy bien las manos antes de manipular las lentes,
     
  2. El limpiador o la solución única se aplica sobre la lente de contacto, limpiar suavemente por las dos caras durante unos 20 segundos,
     
  3. Cuando estés realizando la limpieza, debes intentar que las uñas no rayen la superficie de la lente, para no deteriorarla,
     
  4. Posteriormente, enjuagar la lente con solución única o salina,
     
  5. Coloca la lente dentro del estuche y llénalo de solución única nueva,
     
  6. Una vez por semana es necesario eliminar los depósitos de proteínas que quedan adheridos sobre las lentes de contacto, aunque se haga correctamente la limpieza diaria.
     

CONSEJOS ÚTILES

  • Manipula las lentes de contacto sobre una superficie limpia,
     
  • No te friegues los ojos mientras lleves las lentes de contacto,
     
  • Si después de colocar las lentes notas alguna irritación, saca y limpia las lentes de nuevo. Si al volver a ponerlas la molestia no desaparece, consulta a tu optometrista
     
  • Limpia cada día con agua el estuche y déjalo secar. Por razones de higiene cambia el estuche frecuentemente,
     
  • Recuerda tener el estuche siempre lleno de solución única o salina por si necesitaras sacarte las lentes en cualquier momento.