Girar un ojo (estrabismo)

 

Nos podemos encontrar que los ojos no miran en el mismo lugar en diferentes situaciones:

Puede ser que siempre esté girado un ojo, sólo el dirigir los ojos en unas posiciones determinadas, a ratos a lo largo del día (sobre todo más por la tarde) acompañado de visión doble en algunos momentos o de cierre de un ojo.

Si padecemos alguna o algunas de estas situaciones tenemos o una foria descompensada o un estrabismo.

El estrabismo es “la desviación anormal de uno o ambos ojos en alguna de las posiciones de mirada.”

El entrenamiento visual es una herramienta valida para mejorar el estado binocular y algunos casos de estrabismo.

Después de una intervención quirúrgica de estrabismo es imprescindible realizar entrenamiento visual para conseguir una buena integración de los dos ojos.