Dificultat en el enfoque

 

Cuando los dos ojos no pueden realizar un enfoque (mantener la visión nítida) cómodo y nítido en visión cercana y/o un buen alineamiento de los ejes visuales (convergencia), el rendimiento visual disminuye.

Muchos de los problemas de rendimiento escolar pueden desencadenarse por un mal funcionamiento del sistema visual de enfoque y de binocularidad (convergencia)

Todo ello nos  puede provocar  dolor de cabeza, malestar...

Todo ello puede dar dolor de cabeza, malestar al realizar trabajos en visión cercana, desconcentración, desorientación, ver borroso, entrecerrar los ojos o taparse uno para ver, tensiones musculares (creando descompensaciones posturales y dolores musculares de cuello, hombro, mano, espalda, rodilla...), parpadear mucho, lenta adaptación a la oscuridad, desviación de uno de los ojos, dificultades a los deportes…

El entrenamiento visual puede mejorar tanto el enfoque como la convergencia y en consecuencia la sintomatología asociada.