Desarrollo, integración y maduración del niño

 

Los niños crecen, se desarrollan y maduran de forma diferente.

Cuando vemos que un niño no puede seguir el ritmo en la escuela, en los deportes o su conducta es inadecuada, es importante en estos casos la ayuda de profesionales adecuados para ayudarlos a mejorar estas dificultades.

El sistema visual está totalmente integrado en nuestra audición (en el proceso de la lectoescritura), en la ejecución de movimientos (correr, tropezar, chocar con objetos, medir el espacio, deportes…) en la postura, en nuestra conducta (sentirse valorado, llamar constantemente la atención de sus compañeros o del adulto, sentirse desvalido, desprotegido, creer que es vago….)

La terapia visual es una herramienta valiosa para ayudar a crear una mejor relación entre la maduración visual y todas las habilidades que dependen de ella.