Binocularidad

 

La binocularidad es la capacidad visual para que los dos ojos trabajen simultáneamente de una manera precisa y coordinada, proporcionando una visión confortable. Para conseguir esto los ojos deben tener habilidades similares para poder trabajar como si fueran uno sólo.

Consiste en la coordinación e integración de lo que reciben ambos ojos.

La visión binocular es la integración de la sensación producida por los estímulos luminosos cuando llegan a cada ojo en una percepción única.

El hecho de tener dos ojos no es sinónimo de visión binocular. Para que ésta tenga lugar, los dos ojos se han de mover coordinadamente para crear una impresión final del espacio exterior único.

Un control inadecuado de la binocularidad  puede producir los siguientes síntomas:

  • Desvío de uno o ambos ojos (estrabismo)
  • Visión doble
  • Visión en 3 Dimensiones (estereopsis) reducida 
  • Supresión de la visión de un ojo
  • Fatiga  visual o dolores de cabeza 
  • Evitar el trabajo de cerca
  • Comprensión lectora reducida

La terapia visual a través de ejercicios monoculares (un sólo ojo) permite que cada ojo desarrolle al máximo sus habilidades visuales individualmente.

A través de ejercicios binoculares se consigue potenciar al máximo el trabajo de coordinación motora y  fusional de ambos ojos.

Finalmente el trabajo de la terapia visual va encaminado a optimizar la visión en relieve, 3D o estereopsis.