¿Qué es Visionary?

Visionary es una herramienta de apoyo al optometrista en la clínica de Terapia Visual.

Usa modelos contrastados de intervención basados en el Aprendizaje Perceptivo y los transforma en un juego. El Aprendizaje Perceptivo es una modalidad de aprendizaje que ocurre a escala neural y que se encuentra en la base de las habilidades visuales y procesos cognitivos que utilizamos en el día a día.

La literatura científica avala esta solución, porque mejora tanto el cumplimiento de la terapia como el nivel de atención, a través de la motivación del paciente.

Los juegos de Visionary están basados en los trabajos de aprendizaje perceptivo que demuestran que la repetición de tareas de discriminación de la orientación de una rejilla de frecuencias a distintos niveles de contraste (parche Gabor), sólo visible por el ojo que se desea entrenar, mejora la curva de sensibilidad al contraste en ese ojo y, con ello, su agudeza visual.

Estos juegos se basan en los estudios científicos que demuestran que la búsqueda de objetos ocultos al ojo director pero en campo binocular contribuye a reducir el tamaño e intensidad del escotoma de supresión, re-equilibrando la visión binocular.

Cada vez que el paciente inicia sesión en Visionary, el sistema descarga de la base de datos remota la lista de actividades prescrita por el responsable de la terapia.

Cada actividad se inicia recordando al paciente cuál debe ser la distancia de trabajo (distancia al monitor) y, en el caso de utilizar gafas anaglifo, sobre qué ojo debe estar cada filtro (para evitar confusiones).

Las actividades (juegos) consisten desde el punto de vista clínico en una serie sucesiva de retos visuales, que se muestran binocularmente, de forma que cada ojo del paciente perciba una imagen diferente, a la que tiene que dar una respuesta.

El sistema registra si la respuesta es correcta desde el punto de vista clínico (estamos por debajo del umbral perceptivo) o si es incorrecta (estamos por encima del umbral perceptivo).

Estas respuestas permiten recalcular repetidamente el umbral de la variable clínica. Con el nuevo umbral, se calculan las imágenes binoculares que se muestran en el siguiente reto.

Para mejorar la motivación y la atención, esta tarea repetitiva se envuelve en una mecánica de juego, de forma que habrá otras variables no clínicas que evolucionarán en paralelo, reflejando la atención que el paciente presta a la terapia.

El objetivo es que el paciente evolucione en el juego de forma positiva si presta atención y cumple la pauta (¡las dos cosas que le pedimos!) independientemente de si mejora o no su problema visual.